fbpx
Coaching empresarial es una relación de colaboración entre el propietario de una empresa o director, y un coach profesional
Posted by: Samantha Romo Category: Ideas destacadas Tags: Comments: 0

Qué es el coaching para ejecutivos

El coaching para ejecutivos se ha convertido en una práctica común e importante para directores y dueños de empresas que desean lograr un avance para ellos mismos y para sus empresas. Sin embargo, muchas personas aún no comprenden lo que realmente es el coaching.

En pocas y breves, el coaching para ejecutivos es una relación de colaboración entre el propietario de una empresa o director, y un coach profesional. El objetivo es desarrollar estratégicamente un negocio exitoso. Es decir, llevar una actividad desde donde está hasta donde el director quiere que esté. Poder ver la escena actual y la escena ideal de un negocio es una de las capacidades más escasas y más necesarias en cualquier líder. 

Contratar a alguien que pueda asesorarte en tu negocio no significa que vendrá a arreglarlo por completo. Tampoco significa que no seas la personas más capacitada para manejar la compañía, incluso en los momentos más inciertos. Sin embargo, hay momentos, cada vez más frecuentes, en los que es necesario encontrar el camino y una visión externa no solo es deseable; sino indispensable.

En internet se puede encontrar mucha información sobre cómo iniciar y hacer crecer un negocio. No obstante, puede ser muy general y nada específica para las necesidades particulares de una empresa. Es por esto que los coaches de negocios son capaces de aportar conocimiento de valor en la asesoría personalizada.

Qué esperar de un coach de negocios

Los coaches de negocios suelen ser empresarios con experiencia o dueños de negocios que deciden usar sus talentos para construir y ayudar a otros. De igual forma, un coach de negocios trabaja en conjunto con ejecutivos y dueños para ayudarlos a definir objetivos, alinear su visión de negocio y establecer estrategias que ayudarán a lograr los objetivos.

El director o propietario de cualquier negocio puede afrontar dificultades y tener dudas en el camino. Sería raro que no fuera así. Es por ello que un coach para ejecutivos pueder ayudar a resolver estos problemas de la mejor manera posible. Tomar decisiones por cuenta propia puede ser complicado si no se tiene una visión clara acerca de lo que se quiere lograr. Contar con alguien que ofrezca un panorama diferente es de mucha ayuda.

También, si el propietario de un negocio se encuentra frente a un problema, un coach de negocios puede ayudar a encontrar la solución, que a veces no es visible para el dueño del problema.

Tener un coach de negocios es muy parecido a tener un socio con mucha experiencia en el equipo y el valor que ofrecen es sumamente valioso.

LEER TAMBIÉN: Capacitación en ventas en línea – importancia y beneficios

Qué hace un coach empresarial

Dirigir un negocio puede ser una actividad complicada si se realiza sin ayuda. Tener un mentor con experiencia en el que se pueda confiar es un recurso esencial.

Ya sea que la empresa esté teniendo problemas y se necesite reestructurar o simplemente se quiera posicionar, contratar a un coach profesional es una de las opciones más efectivas. A lo largo de la historia de una compañía, un ejecutivo se enfrenta a decisiones verdaderamente imposibles. Reconocer que hay momentos que una situación o problema nos rebasa es el primer paso para una resolución efectiva.

El rol de un coach en general es ayudar a diseñar una visión para el negocio que se alinee con los valores y metas para la empresa. Con esa visión en la mano, brindan la orientación, apoyo y responsabilidad que se necesita para establecer y avanzar en un plan de acción claro.

El coaching y el mentoring en ocasiones pueden confundirse, ya que ambos roles aportan experiencia y conocimiento a quien contrata sus servicios. La mayor diferencia es que un mentor se enfoca en asesorar, mientras que un entrenador o coach ayuda al dueño del negocio en la planificación y ejecución.

Las grandes empresas no son las únicas que pueden requerir un coach empresarial. De igual manera, los pequeños negocios pueden tener uno para poder llevar su negocio en la dirección correcta.

Tener una relación de confianza con el coach empresarial es esencial para una buena comunicación

Qué puedes obtener de una experiencia de coaching para ejecutivos

Una asociación de confianza

Tener una relación de confianza con el coach empresarial es esencial para que haya una buena comunicación. Un buen coach no dice simplemente qué hacer sin dar su opinión y punto de vista. Tiene que ser alguien en quien confiar y que sea capaz de identificar problemas específicos y sistemáticos en la empresa, así como dar soluciones óptimas.

Ser un buen oyente y un profesional inteligente en los negocios son características clave para cualquier coach para ejecutivos. Para ser un gran socio debe preocuparse por los demás y querer llegar a conocerlos, para que puedan entender por qué se quiso iniciar el negocio en primer lugar. Es muy importante poseer estos atributos, ya que deben comprender qué es lo que hace a un negocio exitoso.

Curiosidad y coraje

Un buen coach de negocios tiene curiosidad y coraje. La curiosidad sirve para observar cada rincón del negocio para encontrar la causa raíz de que las cosas estén en una situación no óptima. Mientras que el coraje es necesario para ser honestos sin importar la circunstancia. Encontrar y decir la verdad de una manera que se pueda actuar al respecto es difícil. Incluso puede ser doloroso en más de una situación.

Si un coach puede unir estos elementos, se convertirá en un gran líder y, por lo tanto, tendrá un impacto positivo en la relación y en la empresa.

Una ruta clara

Para construir un negocio exitoso, se necesita un plan estructurado de actividades. El coach de negocios debe ofrecer un plan sobre cómo ayudar a construir cada uno de los sistemas y estrategias que el dueño y la empresa necesitan.

Un enfoque en el empoderamiento e independencia

El objetivo de un coach de negocios es brindar las herramientas adecuadas para poner en práctica la teoría y mostrarle a los dueños cómo actuar de manera independiente en futuras ocasiones. Se busca el avance del ejecutivo y de la organización, no una relación de dependencia o necesidad permanente. Esto no significa que tener un coach permanente sea un error o algo no deseable.

Un buen coach empresarial puede ser muchas cosas, pero lo más relevante es que es un mentor de confianza que realmente se preocupa por el éxito y manejo de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *